LegalPyme | Estafas por Internet: concepto y prevención - LegalPyme
2045
single,single-post,postid-2045,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,

Artículos LegalPyme.es

Estafas por Internet: concepto y prevención

02 Mar 2017, Posted by comunicalegal in Actualidad LegalPyme.es, Artículos LegalPyme.es, Penal-Económico
Estafas por internet prevención tipos y concepto

| 2 de marzo de 2017 |

 

En la sociedad actual existen numerosos servicios y productos que adquirimos o utilizamos por Internet, evitando así desplazamientos innecesarios y ahorrando tiempo, por ejemplo, en la realización de gestiones bancarias o en la adquisición de determinados tipos de productos.

 

Artículo redactado por el

Equipo del Área Penal Económico 
 

Si bien las nuevas tecnologías nos aportan mayor comodidad en muchos aspectos, también han sido aprovechadas por los ciberdelincuentes para idear nuevas y creativas formas de cometer delitos contra los usuarios. Se considera delito informático a todo aquél tipo delictivo que se comete utilizando como medio un elemento informático.

Dentro de estos ciberdelitos, las estafas por Internet son las que más pueden afectar a los usuarios particulares y consisten en la utilización de internet para engañar al usuario y así, obtener un eventual desplazamiento patrimonial en su perjuicio.

 

Tipos de estafas por Internet

 

1. Compra de artículos por Internet

 

Un ejemplo típico de estafas por Internet es la adquisición online de un artículo que se paga por adelantado pero que el usuario nunca llega a recibir. Algunos elementos para detectarlo son, por ejemplo, el precio del artículo, cuando este está muy por debajo de su precio de mercado.

La forma de pago, en ocasiones, también puede ser un elemento a tener en cuenta. Afortunadamente, la mayoría de sitios de compra venta de artículos de primera o segunda mano ofrecen sistemas de opiniones de los usuarios que pueden ser muy útiles en la prevención de este tipo de delitos.

 

 2. El phishing 

 

Es un mecanismo cuyo objetivo es obtener los datos de la persona a la que se dirige (habitualmente bancarios) con fines ilícitos. Por ejemplo, recibimos un correo electrónico de nuestro banco solicitando que confirmemos los datos de nuestra tarjeta, y nos redirige a una página web (fraudulenta) muy similar a la del banco donde introducimos datos que luego son utilizados para realizar cargos fraudulentos en nuestras cuentas bancarias.

La mayoría de entidades financieras no solicitan los datos mediante correo electrónico, precisamente para evitar este tipo de situaciones, por lo que la mejor prevención es la desconfianza en estos casos y evitar utilizar enlaces de correos electrónicos desconocidos. El phishing, no obstante, no se comete sólo por correo electrónico sino también por SMS e incluso por teléfono, así que siempre hay que ser precavido con respecto a nuestros datos personales.

 

3. El pharming 

 

Este es un mecanismo muy similar al anterior, con la diferencia de que utiliza páginas web legítimas, en las que el delincuente localiza una vulnerabilidad dónde el usuario puede entrar y facilitar sus datos personales.

En conclusión, desde el Área de Derecho Penal de LegalPyme creemos que siempre hay que denunciar este tipo de delitos a fin de evitar su propagación y ayudar a la prevención por parte de otros usuarios. Aunque el ciberdelito está a la orden del día, hay muchos negocios legítimos en Internet que sufren las consecuencias de la desconfianza que este tipo de conductas genera, por lo que lo mejor es realizar una denuncia a través de los medios adecuados.

 

Conozca al Responsable del Área Penal Económico. 

 

 Si usted ha sido víctima de la ciberdelincuencia o de estafas por Internet, o simplemente desea saber cómo prevenirlo, no dude en utilizar nuestro método de asesoría online jurídica y fiscal.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail