LegalPyme | Derecho al olvido, ¿Cómo se ejerce la protección de datos en Internet?
1612
single,single-post,postid-1612,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,

Artículos LegalPyme.es

Derecho al olvido: ¿Cómo se ejerce la protección de datos en Internet?

09 Ene 2017, Posted by jose paez in Actualidad LegalPyme.es, Artículos LegalPyme.es, Regulatorio-Nuevas Tecnologias, UE-Internacional
Derecho al olvido: Qué es y cómo ejercerlo

| 9 de enero de 2017 |

 

El conocido como “derecho al olvido” es una forma de ejercicio del derecho de cancelación y oposición relativo a la protección de datos personales de su titular. Sus peculiaridades radican tanto en el entorno en el que este “derecho al olvido” debe hacerse efectivo (Internet) como en el responsable del tratamiento al que se dirige la solicitud de cancelación y oposición, que son los motores de búsqueda.

 

El funcionamiento de los buscadores de Internet y el uso que de ellos hacen los internautas suponen, por un lado, que los primeros facilitan la accesibilidad y difusión de datos personales en la red y, por otro lado, que los segundos –los usuarios– pueden realizar búsquedas basadas en el nombre de una persona. Esta combinación de factores puede, sin duda, dar lugar a una injerencia en el derecho fundamental al respeto de la vida privada de la persona, titular de los datos personales, que es objeto de la búsqueda. Es aquí donde puede surgir la necesidad de tomar acciones de protección de datos en Internet.

Estas situaciones exigen un estudio de cada caso donde se ponderen los diferentes derechos e intereses en juego con el fin de alcanzar un equilibrio entre el mencionado derecho fundamental al respeto de la vida privada de la persona objeto de la búsqueda y el interés de los usuarios en acceder a la información disponible en Internet.

De esta manera, la existencia del “derecho al olvido” no significa que la mera inclusión de la información de los datos personales en la lista de resultados del motor de búsqueda cause, de por sí, un perjuicio al interesado. Ante cada caso, se examina si el interesado tiene derecho a que se elimine la vinculación entre su nombre y la lista de resultados ofrecida por el motor de búsqueda. Es decir, el interesado en atención al derecho que le asiste de solicitar que la información de que se trate ya no se ponga a disposición del público en general, mediante su inclusión en tal lista de resultados, podrá solicitarlo pero no en todos los casos el motor de búsqueda estimará la petición.

Así, la existencia del tal derecho no presupone que la inclusión de la información en cuestión en la lista de resultados del motor de búsqueda cause un perjuicio al interesado, sino que se examina si el interesado tiene derecho a que se elimine la vinculación entre su nombre y la lista de resultados obtenida tras una búsqueda efectuada a partir de su nombre, en atención al derecho que le asiste de solicitar que la información de que se trate ya no se ponga a disposición del público en general mediante su inclusión en tal lista de resultados. Generalmente, la falta de respuesta o desestimación de esta solicitud por parte del motor de búsqueda, abre la posibilidad de pedir tutela a la Agencia Española de Protección de Datos (en adelante, AEPD).

En principio, el derecho al olvido prevalece sobre el interés económico del gestor del motor de búsqueda y, también, sobre el interés del público en acceder a la información en cuestión a partir de una búsqueda en la que se use el nombre del titular de los datos personales objeto de la solicitud de cancelación. Sin embargo,  puede determinarse el interés preponderante del público en acceder a esa información como consecuencia del papel desempeñado por el interesado en la vida pública.

 

¿Cuál es la normativa de protección de datos aplicable al “derecho al olvido”?

 
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (en adelante, TJUE) en su Sentencia de 13 de mayo de 2014, se pronunció por primera vez en favor del “derecho al olvido”; mientras que nuestro Tribunal Supremo (en adelante, TS) lo hizo en su Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de 13 de junio de 2016 (recurso de casación 810/2015). Refiriéndose a la Sentencia del TJUE antes mencionada, el TS confirmó el criterio expuesto en anteriores sentencias y lo puso en relación con el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a la protección de datos de las personas físicas en lo relativo al tratamiento de sus datos personales y a la libre circulación de estos datos que, aunque no será directamente aplicable hasta el 24 de mayo de 2018, ya estaba en vigor.
 

¿Cuáles son las consecuencias de la aplicación del “derecho al olvido”?

 
Sobre las consecuencias prácticas de la Sentencia del TJUE relativa al “derecho al olvido” en la aplicación del Derecho europeo de protección de datos, el Grupo de Autoridades de protección de datos de la Unión Europea (GT29) afirma, en las directrices preparadas al efecto, que la Sentencia del TJUE establece una obligación de resultado que afecta a la operación de tratamiento llevada a cabo por el motor de búsqueda, que se materializa en una doble exigencia: un bloqueo de resultados en todos los dominios relevantes y, no únicamente a los dominios de la Unión Europea; y bloqueos en la lista de resultados del buscador frente a búsquedas realizadas desde el entorno territorial en que resulta de aplicación la sentencia y la legislación a la que ésta se refiere.

 

¿Cómo se ejerce el “derecho al olvido”?

 
El “derecho al olvido” ha de referirse al tratamiento de datos exactos inicialmente lícitos que, con el tiempo, han devenido incompatibles con la normativa de protección de datos por cuanto han dejado de ser necesarios en relación con los fines para los que se recogieron o trataron. Es decir, que resultan inadecuados, no pertinentes o ya no pertinentes o bien, que son excesivos en relación con los fines originales por los que se trataron y el tiempo transcurrido desde su tratamiento.

Para hacer valer el “derecho al olvido” es preciso ejercerlo primero frente al propio buscador, que tendrá la obligación de hacer efectivo el derecho de cancelación y oposición del interesado en el plazo de diez días; sin que sea necesario, por tanto, acudir previamente a la fuente original donde aparece la información. Los buscadores más utilizados (Google, Bing y Yahoo) han habilitado sus propios formularios para facilitar al interesado el ejercicio de su “derecho al olvido”. Hay que tener en cuenta que las solicitudes no van dirigidas a los editores originales de los datos sino al motor de búsqueda por lo que se podrá lograr que los datos desaparezcan de la lista de resultados obtenida tras una búsqueda usando el nombre del titular, pero no supondrá la eliminación de la página de los índices de buscador ni de la fuente original donde aparecen los datos.
 

¿Qué hacer si el buscador no responde a

la solicitud?

 
Si la solicitud dirigida al buscador no encuentra respuesta o no es atendida satisfactoriamente, el titular de los datos personales puede acudir a la AEPD para que tutele su derecho frente al responsable. A su vez, la decisión de la AEPD es recurrible por la vía judicial ante los Tribunales, para lo que necesitará asistir acompañado de un letrado que en su representación interponga el recurso contencioso-administrativo correspondiente.

Si bien no es obligatorio por ley ser asistido por un abogado para ejercer el derecho al olvido frente al motor de búsqueda ni para pedir tutela ante la AEPD, desde el Área de Derecho Regulatorio y Nuevas Tecnologías de LegalPyme.es, sí recomendamos que, antes de iniciar todos los trámites, cuente con la asesoría jurídica de un abogado experto en “derecho al olvido” quien conoce en profundidad el proceso y podrá evaluar las posibilidades reales de que el buscador deje de indexar la información relativa a sus datos personales y qué fundamentos de Derecho alegar para lograrlo.

 

Conozca al Responsable del Área de Derecho UE- Internacional.
 

¿Alguna duda sobre “derecho al olvido”? Contacte con nosotros y a través de nuestro método de asesoría online jurídica le ayudaremos en lo que necesite.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail